Prevención del robo de bebés y niños

Posted on 24. Jan, 2009 by in Cuidado, Madre, Niño, Prevención

Queridos padres, hoy quiero hablarles como madre que soy sobre el terrible flagelo que hoy en día pone en peligro la seguridad de nuestros hijos. Se que no es fácil y agradable abordar estos temas pero es importante conocerlos para poderlos prevenir.

Primero quiero darles un poco de información para identificar a qué nos estamos enfrentando; el ROBO como delito penal está tipificado como la acción de sustraer una cosa del ámbito de custodia de su dueño con violencia.

Dado que nuestros niños no son una cosa, podríamos estar frente al SECUESTRO: definido como privación ilegítima de la libertad, pero este delito va mucho más allá, dado que se produce al arrancar a este ser humano del seno de su familia, por lo cual la identidad del mismo es lo más afectado.

Existe una alta posibilidad que este niño sea comprado por una familia adoptante, que forma parte del tráfico internacional de niños.

Siguiendo un orden de gravedad, el robo de niños, puede tener como finalidad la prostitución infantil, pero la más espantosa finalidad de estas redes delictivas es el tráfico de órganos.

Sé que es muy difícil enfrentarse a esta realidad y no tengo manera de hacerla llegar a Uds. con menos crueldad pero es importante saberlo para no cometer el error de distraernos.

Por eso aquí preparé una lista de precauciones al respecto para poder manejarse en la calle con más cuidado:

1. Cuando lleves al bebé en su cochecito de paseo, siempre abróchale el cinturón de seguridad.

2. Mantén al bebé siempre a tu lado: Si lo llevas en su cochecito de paseo y te detienes a mirar una vidriera, coloca el cochecito entre tu cuerpo y la vidriera. Si quieres entrar a un negocio y el cochecito no cabe, retira al bebé del mismo y deja el cochecito.

3. Si tu hijo quiere caminar , llévalo siempre de la mano, y si vas con otra persona más (papá, abuelos, amiga, etc.) llévalo entre medio de ustedes.

4. Mucha gente se siente atraída cuando vé a un niño pequeño, se sienten tentados de tocarlo o quieren cargarlo, sin embargo, no temas ser descortés y con educación y cualquier excusa evita que se acerquen demasiado.

5. Si te sientes incómoda con alguna situación, confía en tu instinto, aléjate y busca un lugar seguro.

6. Si tienes que hacer un llamado desde la calle, trata de ir a un Locutorio y coloca al niño en la cabina contigo, en un Teléfono Público tendrás ambas manos ocupadas y puedes distraerte con facilidad.

7. Cuando vayas en un auto y lleves al niño en su sillita en el asiento trasero, nunca te bajes primero, para luego por la puerta de atrás ir a sacar al niño de la sillita. Estando tú dentro del auto lo desabrochas y sacas de su silla y sales con él del coche, evitando así que quede solo en el mismo, aunque sea sólo por un instante.

8. No olvides cerrar las puertas del automóvil con sus trabas.

9. Trata de ir por la calle con las manos desocupadas, usa una mochila, pide las compras a domicilio, etc.

10. Comprueba las credenciales de cualquier persona con quien dejes a tu hijo, por ejemplo en un salón de juegos. Lo ideal es que trates de permanecer en el lugar ya que el acceso en estos sitios suele ser muy irrestricto.

11. Si pierdes a tu hijo mientras haces las compras, acude de inmediato al sector seguridad, cada minuto que lo buscas por tu cuenta es una pérdida de tiempo.

12. Desde la edad más temprana debes enseñarle a tus hijos a que no se alejen de ti y a que grite si un extraño intenta persuadirlo de que lo acompañe.

13. Asegúrate de que los límites de tu propiedad sean seguros, tal como el jardín, las ventanas, etc.

Consejos de la Dra. Guillermina Cerutti Ricaldoni

Tags:

Leave a Reply