¿Cómo hacerle entender a tu niño que pegar no está bien?

Posted on 03. Jan, 2009 by in Cuidado, Educación, Madre, Niño

Para ponerle límites a un niño que suele pegar o morder, primero hay que saber que es lo que lo induce a portarse así. Según cual sea la motivación, la estrategia cambia. Eso si, más que aplicar fórmulas mágicas infalibles, de lo que se trata es de utilizar el sentido común y armarse de paciencia.

A los dos años, los chicos están inmersos en la llamada edad de las rabietas, y esto significa que sus estado de ánimo es muy voluble. En esta fase, se enojan y enfurecen enseguida cuando no consiguen lo que quieren, ya sea por culpa de otros o por sus propias limitaciones.

Como todavía tienen dificultades para comunicarse con fluidez, no es extraño que utilicen manos, uñas y dientes para manifestar su enojo a los demás. No se debe reprimir los sentimientos de ira o frustración. Lo que sí hay que hacer es censurar esa manera inadecuada de expresarlos.

Algunas agresiones se pueden prevenir fácilmente. Si notamos que el niño está realmente enojado o a punto de atacar, no esperemos a que comience a los golpes para actuar. Antes tendríamos que ayudarlo para que se calme, restándole importancia al asunto y procurando distraerlo con otra cosa. Otro caso es cuando los niños se dan cuenta que sus agresiones son un medio eficaz para llamar la atención.

Los chicos de dos años son egocéntricos por naturaleza y disfrutan sintiéndose el eje de las miradas. ¿Y que mejor forma que agrediendo a otro niño? Si sospechamos que nuestro hijo está buscando notoriedad al agredir, lo que habría que hacer es justo lo contrario a lo que espera. Si vuelve a golpear debemos procurar ignorarlo y desviar todo el interés hacia el otro niño.

Por el contrario amenazándolo o retándolo, él vería cumplido su objetivo y nosotros estaríamos reforzando aquello que pretendemos evitar. En algunos casos puede ser que el pequeño se sienta desatendido y esa actitud sea una forma de reclamar mayor cuidado y dedicación. En estos casos siempre se debe responder a esa demanda, ya sea, jugando con el, dándole muestras de cariño entre otras cosas, pero no como respuesta a sus agresiones sino en cualquier otro momento del día.

Cómo actuar

Siempre que el niño haga daño, los padres deben dejar en claro que no toleran esa reacción.

  • Inmediatez, Cuanto mas pequeño sea, más importante es llamarle la atención en el acto. Es absurdo retarlos diez minutos después de la agresión.
  • Claridad, Hay que ser breves y no irse por las ramas. Lo ideal es un rotundo: “no quiero que vuelvas a pegar”.
  • Firmeza, No hace falta gritar ni perder los estribos. Basta con mostrarse serios y convencidos de lo que decimos. Si en el fondo nos hace gracia su comportamiento, el mensaje es equívoco.
  • Coherencia, Por muy mal que se porte, no le demos nunca un golpe. Hay cientos de razones en contra; una de ellas es que no tiene sentido pegarle para enseñarle que no debe pegar.
  • Constancia, Retarlo de vez en cuando no sirve de nada. Al contrario, genera confusión. Cada vez que vuelva a agredir y tantas veces como sea necesario se le debe repetir la misma idea: “No debes pegar”

Tags: ,

2 Responses to “¿Cómo hacerle entender a tu niño que pegar no está bien?”

  1. Naturalmente

    09. Jan, 2009

    Las rabietas relativas a la edad son un hecho de vida para los padres, pero las buenas noticias son que hay remedios naturales para apoyar el sistema nervioso de una manera que pueda hacer que su niño co-exista armonioso con las rutinas más fácilmente. Estos remedios son especialmente eficaces en niños a partir de los 3 – 10 años de edad. Conjuntamente con una forma de vida y una dieta sana, los remedios naturales ayudan a mantener un humor equilibrado, tranquilo y una actitud razonable, proporcionando una plataforma para apoyar la paz y estabilidad emocionales.

    Reply to this comment
  2. ailu

    26. May, 2011

    Muy bueno m ayudaron mucho!! Gracias..

    Reply to this comment

Leave a Reply