Decorando la habitación del bebe

Posted on 18. Oct, 2008 by in Decorar, Habitación del bebe

Para empezar a planificar la habitación de un bebé, hay que pensar en los elementos imprescindibles, procurando no dejarse nada importante pero evitando por todos los medios sobrecargar la estancia. Antes de comenzar a comprar cosas, haz un plano a escala de la habitación que va a ocupar el bebé para hacerte una idea de qué muebles caben y qué muebles serán prescindibles.
El mejor lugar para colocarlo es cerca del armario y donde haya buena luz, así que, o cerca de una ventana o cerca de una lámpara. Hay cunas que tienen incluido el cambiador, por lo que aumenta la comodidad a la vez que se ahorra espacio.

Normalmente no hay que buscarle el mejor sitio al armario, ya que suele estar en la casa antes de que nazca el niño, ya sea porque es empotrado o porque ya formaba parte de la decoración de la habitación, así que no nos detendremos en él. Por último, tenéis que pensar en buscar algún lugar donde poner los juguetes y los objetos para el cuidado del niño como hervidores y demás.

Cuna: Es importante que la separación entre barrotes sea la suficiente para que el niño no pueda meter la cabeza entre ellos; que la altura también sea suficiente para que en cuanto se ponga de pie no se ponga en peligro pero tampoco impida a los padres llegar bien a él. Si la cuna tiene ruedas, asegúrate de que existe un mecanismo para bloquearlas.

Cambiador: Los cambiadores fijos en ocasiones son susceptibles de tener una bañera incorporada aunque esto no siempre es opción. La gran ventaja de los cambiadores plegables es que los puedes guardar en cualquier sitio, una vez hayas terminado de cambiar al niño.
Armario: Como ya dijimos, es importante que organices el armario para las cosas de tu bebé. Dentro de él, tiene que haber un espacio para la ropa y otro igual de grande para todos los “complementos” como ropa de cama, bolsas, cambiadores de paseo, aparatos eléctricos que no estés usando constantemente…
Espacio para amamantar o dar el biberón: Si has conseguido un dormitorio cálido y acogedor, lo más seguro es que quieras que el bebé coma ahí también, ya sea mamando o del biberón. Aprovecha y prepara un lugar donde la madre se encuentre cómoda, preferiblemente un asiento bajo. Los médicos recomiendan poner al recién nacido sobre una almohada colocada en el regazo de la madre para que ésta no se tenga que agachar.

Tags: ,

Leave a Reply