Educar a nuestros hijos: una tarea diaria

Posted on 08. Nov, 2008 by in Bebe, Cuidado, Educación

Educar a los hijos no es una tarea fácil, y en función de la misma podemos condicionar su futuro de una forma clara. Los buenos modales son el complemento ideal a la educación escolar. Cada edad tiene su parcela educativa, aunque siempre debemos estar atentos al comportamiento de los pequeños. Ten en cuenta que una de la mejores recetas que podemos dar para tratar con los pequeños de la casa es la paciencia. Hay que ser muy pacientes, ya que las cosas no se aprenden en un solo día.

Constancia
Nunca se termina de aprender. Incluso, nosotros, las personas mayores siempre podemos aprender algo nuevo cada día. Debemos ser muy constantes en nuestras enseñanzas. Y una de las mejores maneras de enseñar, es dar un buen ejemplo. Si no quieres confundir a tus niños, no hagas una cosa y digas otra. La rutina diaria es una buena escuela para ellos, pero deben ver que nosotros mismos hacemos lo que decimos.

Fiel reflejo
Nuestros hijos, en la mayor parte de los casos, son un fiel reflejo nuestro. De padres educados, suelen salir hijos bien educados. Lo que se ve en casa a diario, es lo que aprenden nuestros hijos. Y para eso, hay que empezar desde muy temprana edad a enseñarles. Insiste para que no olviden lo que van aprendiendo. Es muy fácil relajar ciertas buenas costumbres y caer en actuar de forma poco correcta. Si lo haces, procura no hacerlo delante de ellos.

Reprender
Reprender a los niños de buena manera, no es tiranía, es autoridad. Y para educar hay que tener autoridad. Aunque no sea demasiado agobiante, logrando un efecto contrario al deseado en el niño (puede llegar a odiar hacer las cosas que le enseñas y volverse en contra de estas enseñanzas). Si vas poco a poco, lo irá comprendiendo mejor. Cuando le riñas o reprendas, hazle comprender que lo haces por su bien; aunque no lo entienda ahora en un futuro lo agradecerá.

Respeto
Debemos enseñarles respeto por el resto de las personas. Así sabrá tratar mejor a sus amigos, profesores, familiares, etc. Deben aprender que con una sonrisa se consiguen más cosas que con una mala cara o una rabieta. En el colegio, este respeto le sirve para relacionarse con otros compañeros y así desarrollará su habilidad para el comportamiento social. Es bueno aprender a convivir y compartir. Si observas problemas de comportamiento en el niño, lo mejor es acudir a un profesional.

Durante muchos años, sobre todo los primeros, su casa y el colegio serán las fuentes educativas de sus modales. Procura que ambas cosas vayan acompañadas y sean coherentes. Las enseñanzas contradictorias, pueden confundir al niño. (hay casos en los que los padres tienen una forma de pensar y vivir, y al niño le mandan a colegios con otro tipo de enseñanza totalmente distinto a los que ve en casa).

Consejos:

* Cuida tu vocabulario delante de los niños (tacos, palabras mal sonantes, expresiones soeces, etc.). Los niños repiten lo que oyen en casa.
* Enséñales a comportarse en todos los sitios: de visita, en la mesa (coger los cubiertos, no hablar con la boca llena …).
* No pegar a los niños. Un mirada o una palabra debería ser suficiente. No descargues tu mal día con los pequeños.
* Nunca los regañes delante de otras personas, ni los hagas sentir avergonzados si hay otras personas delante. Mejor hazlo en privado, si es posible.
* Procura enseñarles dos términos básicos que usarán toda la vida: Por favor y Gracias. Todo se pide por favor, y siempre debemos contestar con gracias.
* Trata de inculcarles el sentido de la responsabilidad, la honestidad y la discreción (ya para niños más mayores).
* Evita cualquier tipo de discusión (con tu pareja, vecinos o familiares) delante de los niños, y más aún si son muy pequeños.
* Y como dijimos anteriormente, ten paciencia y se tenaz. El resultado merece la pena.

Fuente: feminaactual.com

Tags:

2 Responses to “Educar a nuestros hijos: una tarea diaria”

  1. lizi

    17. Nov, 2008

    es importante darle a nuestros hijos ejemplos, saber comportarnos frente a ellos, para que el dia de mañana que nuestros pequeños nos imiten, no tengamos q reclamarles el porque son asi, los hijos son el reflejo de lo que son los padres.

    Reply to this comment
  2. Gerarado Gallegos

    25. May, 2009

    Saludos:
    Es muy interesante su pagina, donde puedo encontrar información sobre como ir reduciendo o cual es la razón de que mi bebe, le gusta morder, jalar el pelo y manotear. Yo entiendo que no es con mala intensión pero a lo mejor le falta algún ejerció o algo que mejore esto. Mi bebe tiene 11 meses. Gracias.

    Reply to this comment

Leave a Reply